Simón Martín Guijuelo S.L.
923 58 01 29
vacío
Sin productos
TOTAL
0,00 €


COMPRAR AHORA
Denominación de Origen
La raza del cerdo ibérico
 


Los cerdos ibéricos son una raza originaria de la zona mediterranea, que conforman un tronco que otorga a las piezas curadas procedentes de dichos animales una gran calidad y alto nivel. Estos cerdos aprovechan directamente los recursos de las dehesas de encinas, criándose en plena libertad y alimentados en la época de la montanera de las mejores bellotas del país.


Al ser criados en plena libertad y alimentados en el campo serán animales mucho más musculosos (infiltran grasa insaturada bajo sus músculos) y sanos, mejorando cada vez más la raza ibérica de nuestro país.




A la vista son cerdos más oscuros, sin pelos o con pocos pelos, con un hocico largo y recto y un esqueleto atlético (es más delgado que otras razas porcinas). El cerdo ibérico se distribuye básicamente en tres comunidades autónomas: Castilla y León, Extremadura y Andalucía, siendo estas tres zonas las de mayor producción de encina, roble, alcornoque, quejigo y fresno, igual que muchas plantas herbáceas, que también forman parte de la dieta del cerdo.





El pilar fundamental de la alimentación del cerdo ibérico es la bellota, procedente de las encinas. Una encina produce unos 25 Kg. de bellotas y en una hectárea puede haber alrededor de 50 encinas. Por lo que en la época de la montanera (comprendida de Noviembre a Febrero) un cerdo ibérico puede consumir de 6 a 10 Kg. Diarios, sumándolo a otros 3 Kg. de hierba.